Escuela de Familias – Reducción del desperdicio alimentario

REDUCCIÓN DEL DESPERDICIO ALIMENTARIO EN LOS HOGARES DURANTE LAS CELEBRACIONES NAVIDEÑAS

 

La importancia de reducir el desperdicio alimentario en nuestras casas durante las celebraciones navideñas se hace primordial conociendo los datos: un tercio de los alimentos producidos a nivel mundial se desperdician.

Con esta cantidad de productos que se tiran se podría alimentar a 2.000 millones de personas, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Además, con datos cerrados de 2018, el desperdicio en los hogares ha aumentado un 8,9%, lo que supone 1,46 kilos/litros por semana y familia. Entre los encuestados, el 92% de los españoles contesta que no le gusta tirar comida. Sin embargo, el 81,5% reconoce que sí lo hace.

Todos tenemos un papel fundamental para reducir estas pérdidas alimentarias y contribuir a una mayor conciencia mundial sobre el problema.

 

 

 

EL DESPERDICIO DE ALIMENTOS EN CIFRAS*

 

Según la Unión Europea, el 42% de la comida que acaba en la basura es responsabilidad de los hogares.

Casi 1000 millones de personas no tienen acceso a un aporte nutricional suficiente.

España es el séptimo país que más alimentos desperdicia de la Unión Europea.

Se ha necesitado el agua de 100 millones de piscinas olímpicas para producir todos los alimentos que no se han consumido en el mundo en un año.

El coste económico directo de todos los alimentos desperdiciados es de 577.000 millones de euros al año.

*Fuente: FAO. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Puedes ver PDF “Más Alimento, menos desperdicio” aquí.

Reducir el desperdicio de alimentos en Navidad.

El desperdicio de alimentos supone un grave problema para los recursos naturales de los que dependemos para poder alimentarnos, teniendo consecuencias en el clima, el agua, la tierra y la biodiversidad en general. Desde el Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2) queremos contribuir a informar sobre esta problemática para reducir su impacto.

En Navidad celebramos comidas y cenas especiales de las que siempre tenemos las “típicas sobras” y en la mayoría de los casos acaban en la basura. Durante estas fechas, aumenta el gasto de las familias en comida y crece tanto el consumo de carne como el de pescado.

Teniendo en cuenta que es en esta época del año en la que más productos frescos almacenamos en la nevera, es fundamental ser lo más eficiente posible para no desechar nada.

LAS DIEZ CLAVES PARA REDUCIR EL DESPERDICIO DE ALIMENTOS EN CASA

¿Qué podemos hacer desde nuestros hogares para poder reducir el impacto en el desperdicio de alimentos? El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente comparte las 10 claves fundamentales para reducir el desperdicio de alimentos en nuestros hogares:

1 - Planifica tu menú semanal y evita la improvisación: Si te escribes una lista serás más eficiente en tu compra.

2 - Haz una compra responsable: revisa previamente la despensa y el frigorífico y compra solo lo que necesites.

3 - Ten en cuenta tu presupuesto y recuerda que si tiras comida, también estás tirando dinero.

4 - Conserva correctamente los alimentos. Consulta la etiqueta y no dudes en preguntar tus dudas a un profesional.

5 - Siempre que puedas compra productos de temporada y consume los alimentos por orden de entrada: los más antiguos primero.

6 - Cuando cocines, ajusta las raciones para tener lo necesario, sobre todo en estas fechas.

7 - Si las sobras son inevitables como suele ocurrir en Navidad, ¡no dudes en ser creativo! Puedes reelaborar muchos platos para evitar tirarlo a la basura.

8 - Cuando vayas a tirar algún alimento, que sea solo aquello imposible de aprovechar.

9 - Si eres de los que come en la oficina, utiliza recipientes reutilizables. Así, podrás guardar los alimentos sobrantes.

10 - Si comes o cenas fuera y te sobra comida en el restaurante, no dudes en pedir que te pongan las sobras para llevar.

Tú también puedes contribuir a reducir el desperdicio de alimentos y concienciar a familiares y amigos de la problemática que supone. Esta Navidad sigue estos consejos. Así, ayudarás a cuidar nuestro planeta y serás más eficiente.

¿Te ha interesado el artículo? Puedes suscribirte a nuestra Escuela de Familias en Agroalimentación